El Coronavirus no frena los entrenamientos en Buenos Aires

El Coronavirus no frena los entrenamientos en Buenos Aires

Desde Tucumán hasta Bariloche, pasando por Córdoba y Mendoza vimos como los clubes tuvieron que cerrar las puertas momentáneamente por la pandemia que golpeó al deporte en general en el país.

Pero ¿Y Buenos Aires? Para eso, Rugby Show charló con varias entidades de la zona noroeste del conurbano para ver cómo estaban lidiando con la cuarentena obligatoria, tanto juveniles como infantiles se entrenan vía online, con una única meta, la de poder estar todos juntos y compartir la cancha nuevamente con sus compañeros.

SITAS

El club de El Palomar no está ajeno a los diferentes problemas que trae el aislamiento social, y es por eso que desde la dirección deportiva decidieron organizarse para que sus divisiones juveniles se mantengan en movimiento.
Nicolás Utrilla y Pablo Gabrielli son los encargados de coordinar todo el trabajo de las juveniles del club y nos acercaron un panorama de su planificación.

Desde lo grupal, el trabajo que se plantearon es a través de plataformas digitales:

– Zoom para entrenar lo físico llevado a cabo por los preparadores físicos.
– Zoom de los chicos para cenar entre ellos.
– Actividades propuestas por los entrenadores para estimular la cohesión. Juegos, rifas, cuestionarios.

“Estamos muy interesados en lo deportivo pero entendiendo que lo anímico es indispensable. De ese lado estamos intentando llevar una relación 1 a 1 entre entrenadores y jugadores. Dividimos los grupos y cada entrenador le llama a determinado número de chicos. Eso nos ayuda a saber cómo están desde lo personal.

Y en un segundo momento estamos pensando además usar una modalidad de trabajo por grupos reducidos. Abordando aspectos técnicos, tácticos o estratégicos” señaló Utrilla.

Por otro lado, en SITAS también le dan mucha importancia a las familias de los chicos, “De las familias estamos llevando juntos desde la coordinación, para escucharlos y poder contextualizar sus problemáticas. Con la M15 y la M16 hemos tenido un buen acercamiento, ahora vamos por la M17 y la M19.

Con los chicos hemos tenido una respuesta promedio, los que ya se entrenaban han proseguido y los que no tanto es más complejo, pero hemos visto una mejora con las iniciativas que te conté más arriba. Y eso ha resultado en propuestas posteriores Interesantes de la M15 y M16, por ejemplo, torneos de play propuesto y organizado por ellos.

La M17 y la M19 son edades que requieren otro tipo de atención. Ahora estamos experimentando invitando a los de la M19 a entrenar con plantel superior” afirmó uno de los coordinadores del club.



LOS MATREROS

En el club del Oeste también trabajan de buena manera para mantener en actividad a todas sus categorías juveniles e infantiles, es por eso que tienen armado un plan de contención de sus jugadores, con el objetivo de mantener el vinculo con el club y entre ellos como grupo.

En referencia a los trabajos físicos, se realizan a través de zoom, manteniendo los mismos días y horarios que habitualmente entrena cada división. Son tres encuentros semanales todos juntos, además de charlas técnicas con los entrenadores. A esto le agregan trabajos sociales, charlas con jugadores y ex jugadores del club, diferentes juegos grupales.

“Tenemos entendido que esta situación viene para largo, es por eso que tratamos de reinventarnos para estar activos. Estas últimas semanas tuvimos la colaboración de jugadores cómo Santi Socino, Juan Pablo Zeiss y Juan Pablo Socino, que estuvieron colaborando con los entrenamientos y estuvo muy bueno” señaló Pedro Marquevich, encargado de coordinar toda la actividad de los juveniles en Los Matreros.



VICENTINOS

El club del Barrio Manuelita le hace frente a la pandemia y para eso hablamos con Pablo Briata, colaborador de la M15 y nos cuenta como llevan a cabo los trabajos y entrenamientos que le mandan a los chicos.
Físicamente tenemos rutinas del centro de entrenamiento para que los chicos puedan hacer en su casa, aprovechamos las clases por la aplicación de zoom para dárselas.

Además de lo físico se enfocan en lo mental por eso Pablo nos dijo “tenemos charla con el psicólogo, pero tampoco queremos machacarle la cabeza con material porque sabemos que las escuelas le dan mucha tarea pero tratamos de mantenernos en contacto, pero para distraerlos un poco, le damos cuestionarios o juegos para que hagan”.

Briata junto a varios jugadores que pertenecen al Plantel Superior de la “V” se enfocaron mucho en la pretemporada por eso antes de que pase todo esto, empezó con el “entrenamiento invisible” que era un sorteo que hacía para motivar a los chicos de la M15 a qué hagan las cosas bien con las comidas pero con el tema del coronavirus dejó de funcionar.

Al preguntarle por el control de los jugadores, Pablo nos contó que se les dificulta controlar a todos los jugadores por el alcance que tienen, pero para no perder contacto y que los chicos sigan incentivados y hacer más amena la cuarentena hacen esas llamadas para jugar y que los chicos no pierdan la relación tanto con sus compañeros como con los entrenadores.

HINDU

Cerca de la panamericana se ubica el Hindú Club, el club que en los últimos 10 años ganó todo, 5 torneos de la URBA, 6 Nacional de Clubes y muchos jugadores que salieron del club de Don Torcuato son parte de los diferentes seleccionados.

Para seguir por esa senda, hablamos con Sebastián Camaño y nos relato como están llevando el aislamiento obligatorio.

Para empezar, todas las categorías tienen charlas semanales con los preparadores físicos para hacer los entrenamientos acordes a la edad de los equipos, empiezan más o menos con las infantiles a partir de los 9 años.

Sebastián agregó también que tienen “charlas abiertas para todo el club con los jugadores de la primera” donde se enfocan en la pertenencia y que es el club para cada uno. Además de esto a partir del 8 de mayo comienzan las charlas vía Instagram con personalidades de distintos ámbitos para manejar el tema psicológico que lleva el estar encerrado, esto servirá para que puedan descargarse, todo esto que se lleva a cabo es gracias a los socios que pertenecen al “Elefante”.



LOS CEDROS

A pocos metros del equipo torcuatense, sobre ruta 202, se encuentra el club sirio libanes que por la pandemia tuvo que readaptarse para poder seguir en contacto con sus infantiles. En esta ocasión tuvimos el placer de hablar con el Coordinador de Rugby infantil, Santiago Villagrán y nos comento sobre cómo se fueron moldeando en estos 50 días de cuarentena obligatoria.

“Nos pegó bastante fuerte” con esta frase comienza Santiago ya que desde el año pasado tenían, junto al grupo de trabajo, el 80/90% de la planificación para el 2020, no sólo partidos, sino giras, campamentos y las actividades extra rugby que son parte de la propuesta del club hacia los chicos.

Desde el principio estuvieron en contacto con los padres hasta la oficialización de suspender toda actividad deportiva, mientras tanto aprovecharon las redes sociales dar las recomendaciones de higiene y empezar con algunos ejercicios a distancia.

Al rediseñar todo, primero mandaban videos de ejercicios por whatsapp o facebook para que repliquen las categorías, pasando los días fueron cambiando hasta que se dividieron para que cada división tenga su propia rutina adaptándola a su edad.

Después empezaron con los desafíos y el apadrinamiento de un jugador del plantel superior por cada categoría, tanto los entrenadores o colaboradores se filmaban haciendo algún ejercicio para que los chicos lo repliquen, después de eso, los padrinos contaban su entrenamiento en la casa para mantener a los chicos incentivados.

Hace unas semanas empezaron los entrenamientos con la aplicación zoom para todo el club, “Esto ayudó a que la participación de los chicos sea más grande”. Los miércoles es el día donde desde escuelita a M11 se encuentran para entrenar. De M12 a M14 usan los lunes para hacer la parte física y los viernes más distendido donde charlan de reglamentos y que puedan hablar entre ellos y no pierdan contacto.

“Los entrenadores tampoco nos quedamos quietos que es importante”, Santiago agrega que aprovechan las clases y capacitaciones online que da la UAR/URBA para estar activos.



FLORESTA

Uno de los clubes más jóvenes de la URBA también le hizo frente a la problemática que trajo el virus de COVID-19, para saber cómo están manejando esta situación, hablamos con Nicolás Reali, Capitán General del equipo.

“El feedback al comienzo no fue bueno” nos cuenta Nicolás cuando los profesores empezaron a mandar videos a las distintas categorías para hacer los entrenamientos online, teniendo charlas con otros capitanes de otros equipos le comentaron de la aplicación Zoom y a los 10 días de comenzada la pandemia empezaron a utilizarla.

Los entrenamientos eran separados por las distintas divisiones, las juveniles mantenían sus días de entrenamientos y con las infantiles se reunían para hacer juegos lúdicos, conversar con ellos para ver cómo estaban.

“Tuvimos que buscarle la vuelta porque vimos una desmotivación en los chicos” nos cuenta Nicolás, porque los chicos querían volver a las canchas y la imposibilidad de hacerlo provocaba eso.
Para revertir eso, decidieron que el Plantel Superior mantenga sus tres días de entrenamiento pero los lunes lo hagan con todas las juveniles (cabe destacar que los entrenadores de las juveniles son los mismos jugadores del PS) eso sirvió para motivarlos ya que hacían la misma rutina que sus entrenadores.

Los jueves entrenan el plantel femenino y el plantel de veteranos todo esto sirve para mantener al club conectado entre todos. Además aplicaron las charlas técnicas más abocadas al juego para todas las categorías y esto dio un buen resultado ya que los chicos que engancharon aun más.



El coordinador de infantiles junto a los jugadores de primera, aprovechan el canal de Youtube del club para subir videos de ejercitaciones y distribuirlo entre los grupos de rugby infantil.

Y en las redes sociales hacen videos en vivo con personalidades destacadas del deporte (Hugo Porta, Diego Albanese, Nicolás Fernández Miranda, entre otros) y otras publicaciones como “Conociendo a nuestros jugadores” donde le hacen varias preguntas a los chicos de las categorías del club.

Sin lugar a dudas, esta temporada 2020 será fundamental para los diferentes clubes de la URBA, ya que el principal objetivo de todos es reafirmar el compromiso de todos sus jugadores, y hacer más fuerte el lazo de la institución con las familias.

Por: Facundo Pezoa
@pezoa.facundo
Fotos: URBA

Comentar publicación